Archivo
Comunidad

Estudiante de Economía de la UCV fue puesto en Libertad

06 de May de 2017

Maria Amalia Ibarra

(Caracas, 6 de Mayo de 2017).- El jóven Fernando Caballero Galvez de 29 años de edad y estudiante de economía de la Universidad Central de Venezuela (UCV), había sido detenido injustamente por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) el pasado 6 de abril en la autopista Francisco Fajardo cerca del Centro Comercial El Recreo en Caracas.

Al momento de su detención lo golpearon salvajemente con mecates mojados, lo desnudaron, le propiciaron electricidad en su cuerpo mientras que era amenazado verbalmente por los uniformados.

Antes de ser trasladado a la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en el Helicoide, lo despojaron de su teléfono celular y su cartera, los uniformados le habrían exigido las claves de cada una de sus tarjetas para retirar el dinero con que contaba en ese momento.

La tarde de aquel 6 de abril Fernando Caballero Galvez tomó la decisión de salir a la calle para manifestar su descontento por el país, iba acompañado por un grupo de amigos, pero, sorpresivamente todos se dispersaron cuando efectivos de la GNB reprimieron a los manifestantes.

Entre los gases lacrimógenos y los perdigones el estudiante se tropezó con un piquete de uniformados que avanzaba hacia su dirección. Cuando un joven, que corría a su lado cayó, se detuvo para ayudarlo, fue en ese instante cuando quedo detenido.

Sus padres se enteraron que estaba detenido en el Helicoide gracias al Foro Penal Venezolano, ya que se encontraba incomunicado y no había podido realizar llamadas telefónicas. Aunque luego fue trasladado hasta la División Anti Terrorismo del Cuerpo de Investigaciones Cienficicas, Penales y Criminalisticas (Cicpc), en la Av Urdaneta.

El día en que fue visitado por sus padres pudieron conocer todas las torturas por las que pasó su hijo Fernando, aunque los funcionarios se cuidaron de que no le quedaran muchas marcas no se podía ocultar las heridas ocasionadas.

Por el testimonio de su padre, su hijo fue ruleteado por un comando de la Policía Nacional Bolivariana y por el Sebin. "Mi hijo me dijo que los sacaron en la madrugada y el traslado desde el Helicoide hasta el Cicpc fue horrible porque los metieron en un camión como una cárcel, que estuvo detenido como una hora, él dice que fue mucho tiempo sin saber a dónde lo llevarían. No sabía qué iban a hacer con ellos, trataba de no escuchar lo que decían los funcionarios, pero decían 'a los estudiantes hay que ponerles gas del bueno'", contó Sarah Galvez, su madre. Aunque Fernando solo se encontraba manifestando, fue acusado de terrorista como muchos de los jóvenes que fueron detenidos ese día, cuando la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) había convocado a una concentración en el Distribuidor de Altamira que partía de seis puntos de Caracas.

La audiencia fue realizada 48 horas después de su detención, le fue otorgado libertad bajo medidas cautelares, solicitándole dos fiadores el cual la familia ya los poseía, a pesar de que no había juez en el tribunal 23 de Control asignado para su caso, el joven seguía detenido.

La abogada María Fernanda Torres, del Foro Penal Venezolano, explicó que los fiadores deberían contar ciertos requisitos, como por ejemplo, copia de la cédula, del rif, carta de buena conducta, carta de residencia y constancia de trabajo. Una vez recaudados los requisitos, el tribunal pasa por un proceso de verificación, llaman a los fiadores y finalmente la persona puede quedar en libertad, cabe destacar que este proceso demoraría ya que se debía constituir la fianza.

En la misma condición de Fernando Caballero se encontraban más de 400 detenidos hasta el 27 de abril, de acuerdo con Alfredo Romero, director ejecutivo del Foro Penal.

El héroe de la familia

A pesar de que estuvo detenido injustamente durante un mes, los padres de Fernando jamás desistieron, continuaron luchando hasta conseguir la libertad plena de su hijo, esta situación por la que pasaron como familia los impulsó a seguir luchando cada día por el futuro de un país libre.

Con lágrimas en los ojos

"Él es mi hijo y es mi héroe. Veo en él lo que sembré como padre y estoy seguro de él. Fernando es lo que quise tener como hijo. Él nos pide que no lloremos, que seamos fuertes porque estamos en dictadura y quiere que se conozca esto que pasó", dijo su padre con los ojos lagrimosos.

Fernando debe cumplir el régimen de presentación en los tribunales cada ocho días durante seis meses. 

 

¿Qué opinas?

Loading...

Lo más visto

Clasificados

Ultimos articulos del autor

Noticias relacionadas

Lo más visto