Infografía de NotiGlobal
Economía

Viajar fuera de Venezuela: un lujo para pocos

04 de May de 2016

Luis E. Mendoza R. / @MendozasWork

En una Venezuela sumergida en diversas crisis que van desde lo económico, a la escasez con una inestabilidad política como telón de fondo, son muchos los venezolanos que buscan salir del país en busca de una mejor vida o, simplemente, para liberar el estrés que puede ocasionar para ellos la situación actual. No obstante, poder aventurarse a cruzar las fronteras nacionales es un lujo que no todos pueden costearse.

"Me quiero ir, pero no tengo el dinero para hacerlo", afirma Rosa González. Ella, al igual que muchos jóvenes venezolanos, sueña con poder probar suerte en el extranjero ya que afirma: "Aquí no me veo futuro". A sus 26 años, y con un TSU en turismo, González tiene entre sus planes viajar a "cualquier otro país" que le abra las puertas y le permita "salir adelante" para forjar la vida que en Venezuela, asegura, "jamás" tendrá.

Sin embargo, el principal obstáculo que consigue la joven para emprender su viaje hacia su "mejor futuro" es el dinero, destacando que le es "imposible" reunir la cantidad que necesita para comprar un boleto con un destino internacional. Pese a contar con el apoyo de su familia, de quienes sostiene recibirá ayuda económica para emprender su viaje en cualquier momento, la aludida se siente pesimista en cuanto al hecho de poder costearse su viaje al exterior.

"Aunque reúna la plata, cuando tenga lo que necesito, lo más probable es que haya aumentado el doble", apunta la joven.

En la misma línea se encuentran Leonel Hernández y su esposa. Ambos profesionales del periodismo, con dos empleos cada uno, esperan poder salir de Venezuela en busca de "mejores oportunidades" para formar su familia. Pero, aseveran que "soñando no se paga el pasaje" y "los realitos" que reciben mensualmente entre los dos no les alcanza para poder llevar adelante su plan.

"Nos han dicho que Panamá es un buen destino, y queremos ir para allá, pero solamente el pasaje nos sale en 150 mil bolívares, sin contar lo que necesitaremos allá para la estadía, la comida y el papeleo", señala Hernández. La pareja de 27 años indica que los más de 60 mil bolívares que generan mensualmente "apenas" les alcanza para costear sus necesidades básicas como la alimentación, la vivienda, el transporte y las comunicaciones, por lo que se les hace "imposible" ahorrar para comprar un boleto para cada uno.

Para vacacionar

Vacaciones en Aruba

Por su parte, la familia de José Pérez sueña con un fin de semana en Aruba "desde hace tiempo".

Compuesta por él, su esposa y sus dos hijos en edad de adolescencia, el grupo solo desea pasar un fin de semana de "relax" en un resort en la isla caribeña, pero la constante inflación y "el problema con los cupos viajeros" se han convertido en la piedra de tranca para que los Pérez realicen su viaje.

"Mi mujer gana sueldo mínimo, yo hago 35 mil al mes y eso no alcanza para nada. Mucho menos para un viaje así", subraya José.

Aún así, y pese a tener los pasaportes "engavetados" desde hace dos años, la familia Pérez no pierde la esperanza de realizar su viaje de placer. De hecho, esperan poder enviar a sus hijos al exterior para cuando cumplan la mayoría de edad para que tengan "un mejor futuro".

Desde el exterior

Foto de personas en el aeropuerto internacional de Maiquetía

Con más suerte que los mencionados anteriormente se encuentra Andreina Meneses. A sus 26 años, la joven licenciada en Comunicación Social logró su meta de salir de Venezuela para alcanzar un mejor futuro en el norte.

Ya en Estados Unidos, Meneses declara que "no fue fácil" irse del país. "En primer lugar porque sacar la visa ya es complicado, y en segundo, porque conseguir el dinero fue bastante cuesta arriba", recalca.

La joven necesitó unos 300 mil bolívares para comprar su boleto, y "tener unos cuantos dólares encima" para pasar por migración en el aeropuerto estadounidense "para que no me devolvieran".

"La plata la conseguí gracias a mi papá y a mi madrina, que vive aquí (en EEUU)", expresa. Esta ayuda que recibió Meneses desde el exterior fue vital para poder irse, ya que al llegar a Carolina del Norte, donde se encuentra actualmente, no tuvo que preocuparse por la comida, la estadía o el transporte, debido a que esto corre actualmente por cuenta de su madrina, quien además le facilitó los contactos para conseguir un empleo "temporal".

Dependiendo de lo que se busque...

Aviones en el aeropuerto

Dependiendo del destino que se esté solicitando, existen varios factores que hay que tomar en cuanta como qué ruta se está buscando y cuál aerolínea lo cubre.

"Los trayectos cortos son cubiertos por aerolíneas venezolanas (Aruba, Curazao, Panamá, Colombia, Miami, República Dominicana) esos son destinos que se pueden pagar en bolívares", explica Eudis Seijas, vocero de la agencia de viajes Venezuela Travel International. Seijas manifiesta que los boletos para Aruba han bajado mucho, debido a que hay muchas restricciones impuestas. "Como por ejemplo que hay que tener US$ 500 para verificar que puedes tener tu estadía, y eso ha mermado la cantidad de personas que buscan ese destino, lo que ha causado que un boleto a Aruba se puedan conseguir por el orden de los 95 ó 98 mil bolívares, hasta otras tarifas que son de clase ejecutiva", informa.

Según el vocero, para Santo Domingo, República Dominicana, los pasajes se pueden conseguir por el orden de los 150 mil a 200 mil bolívares; al igual que Colombia, que pese a que es un destino cubierto por aerolíneas venezolanas por múltiples cuestiones e impuestos se puede conseguir entre 230 y 250 mil bolívares. "Dependiendo mucho de la fecha y el destino", agrega.

El especialista expone que si se está buscando un destino como Madrid que es cubierto por aerolíneas nacionales como Conviasa es probable que, si no se consigue cupos en esa línea, haya que recurrir a otras extranjeras "y estas no tienen disponibilidad para cobros en bolívares sino en dólares y cada aerolínea según su política tiene un costo desde US$ 980 a US$ 1.100, que son las tarifas más económicas hasta la temporada alta, que empieza en agosto, cuando se puede disparar hasta los US$ 1.500 en adelante".

El experto señala que si se está buscando una ruta en bolívares se está limitado por el control cambiario "y por quien te cobre en bolívares"; mientras que si se busca en dólares, "se está aperturado prácticamente a donde se quiera viajar, porque muchos son vuelos de conexión".

Sin dinero no hay paraíso

Dólares y bolívares

No es de extrañar que se necesite la cantidad de dinero que amasó Meneses para poder cruzar la frontera, y que sean muy pocos los que puedan costearse estos viajes.

Si se revisan las tarifas de diversas agencias de viajes y aerolíneas, los precios para destinos como Aruba, Curazao y Panamá van desde los Bs. 95 mil hasta los Bs. 150 mil por persona; mientras rutas como Colombia, Cuba y Ecuador oscilan entre los Bs. 268 mil y los Bs. 380 mil; al tiempo que los vuelos hacia Brasil, Argentina y España superan la barrera de los Bs. 410 mil hasta los Bs. 570 mil.

Tomando en cuenta que el salario mínimo mensual actual de los venezolanos, a partir del pasado 1 de mayo, es de 15.051,15. Para tomar el vuelo más económico de los mencionados anteriormente es necesario contar con al menos 7 salarios mínimos por persona, mientras que para el más costoso se necesitan cerca de los 38 salarios mínimos por viajante solamente para pagar el pasaje, sin incluir los gastos en estadía, comida y transporte que, si lo que se quiere es solamente pasar unas vacaciones en familia, terminan siendo factores de mucha importancia a la hora de vacacionar.

¿Qué opinas?

Loading...

Lo más visto

Clasificados

Ultimos articulos del autor

Noticias relacionadas

Lo más visto